La primera review de los próximos procesadores AMD Ryzen 7 2700X y Ryzen 5 2600X ha sido publicada mediante la revista francesa CanardPC Hardware, aunque las imágenes provienen de VideoCardz.

Esta review se centra en analizar los procesadores Ryzen 7 2700X, Ryzen 5 2600X y Ryzen 5 2600, las tres opciones más a tener en cuenta de la serie Ryzen 2000 y las más interesantes de cara a los gamers y usuarios que requieran de un procesador multi-núcleo para otras tareas como edición, diseño, etc.

Las pruebas realizadas a los procesadores han sido bajo una placa base de gama baja con el chipset A420, aunque desde la revista afirmas que la actualización de X370 a X470 no ofrece ningún aumento de rendimiento sustancial.

Los procesadores Ryzen 2000 podrán ser utilizados en placas base X370 sin problemas, ya lo hemos visto en varias filtraciones anteriores, pero esto nos limita a prescindir de las tecnologías Precision Boost y XFR 2.0.

Pasando a los números, que es lo que realmente interesa, podemos ver como el AMD Ryzen 7 2700X ofrece hasta un 14% más de rendimiento en cargas de trabajo usando varios núcleos en comparación con el Ryzen 7 1800X de primera generación, siendo una gran mejora de rendimiento y que pensamos que todavía podría mejorar usando una placa base con mayores prestaciones.

El Ryzen 5 2600X ha demostrado ser hasta un 11% más rápido que su antecesor y el Ryzen 5 2600 hasta un 8% más rápido que la gama de entrada Ryzen 5 de la generación anterior.

En lo que a rendimiento en gaming respecta, el aumento de rendimiento en juegos es menos, siendo de un 4% más rápido el Ryzen 7 2700X, mientras que el Ryzen 5 2600X ha demostrado ser un 4,2% más rápido que su predecesor. El cambio más notable se lo lleva el Ryzen 5 2600 con un 4,3% más rápido que el Ryzen 5 1600.

El Ryzen 7 2700X sigue siendo un 14% más lento que el Intel Core i7-8700K o el Core i7-7700K.

Las siguientes pruebas realizadas ponen a prueba el trabajo realizado por AMD para reducir la latencia de la memoria RAM, demostrando que así es con un cambio drástico en tiempos de latencia, aunque Intel sigue manteniendo la delantera en este aspecto.

No solo han mejorado los tiempos de latencia de las memorias RAM, sino que también se han visto reducidos los tiempos de acceso a las memorias cache L2 y L3, mejorando considerablemente la comunicación interna de los procesadores Ryzen.

No todo son buenas noticias, este aumento de rendimiento conlleva un precio y este es asumido en forma de un aumento de los consumos respecto a la primera generación de procesadores Ryzen.

Si bien es cierto que el aumento de consumo no es para nada alarmante, esto ha llamado rápidamente nuestra atención, aunque por otra parte podría ser contrarrestado con su consumo en estado de reposo, el cual si ha visto una ligera bajada.

Sin duda la nueva serie de procesadores Ryzen 2000 sin duda llega con un aumento de rendimiento con el que AMD pretende mantener el buen ritmo obtenido con la primera generación.